Inicio / Social Media Marketing / Las marcas y las redes sociales… ¿hasta dónde llegar?

Las marcas y las redes sociales… ¿hasta dónde llegar?

Las marcas, como es de esperar, entran en las redes sociales para publicitarse y llegar a los máximos compradores posibles. Algunas redes, como Facebook, han empezado a usarse demasiado para este fin. Pero las empresas no se dan cuenta de que los usuarios de estas redes no están ahí para comprar, sino para chatear y divertirse. Puede que ese anuncio genere más ventas indirectas y visitas a páginas web externas a la red social pero no generará que más personas hagan click y compren al instante.

La gran mayoría de personas que siguen a marcas en redes sociales lo hacen por querer estar más informados sobre sus productos, otras muchas buscan promociones y ofertas y otros por simple entretenimiento. Eso confirma la teoría de que los usuarios no buscan realizar una compra cuando están en las redes sociales, sino buscan información y si les interesa algo irán a comprar el artículo que les llame la atención.

Es más, tanta publicidad y saturación puede ser mala al fin y al cabo. Los usuarios se molestan con dichas marcas en gran medida por publicar demasiado contenido o porque intentaban ser graciosos y no salía bien, ya que ellos finalmente no comproban nada.

Muchos otros usuarios dejan de seguir a las marcas por vergüenza a que se les relacione con éstas, por la cantidad de publicaciones que realizan a lo largo del día o quizás por la falta de relevancia en sus publicaciones. Cualquier cosa sobreexplotada harta hasta a los que son muy fans de la marca.

Hay que tener cuidado cuando se quiere publicitar una marca en redes sociales puesto que puede ser contraproducente. No se debe saturar al posible comprador con anuncios, promociones o incluso ofertas, ya que la compra se realizará mucho después de ver dicho anuncio.