Inicio / Curiosidades / Cada vez más publicidad subliminal

Cada vez más publicidad subliminal

inst

La difícil línea entre la publicidad directa e indirecta se ve traspasada cada vez más en las redes sociales. Nuevas tendencias, nuevos programas, nuevos modos de vender productos… no es una amenaza pero sí detalles a tener en cuenta a la hora de manejar las redes sociales y ser consciente del poder que tienen.

Vendemos sin querer vender

Empresas como Ditto han creado un software capaz de analizar por las fotografías que se suben a Instagran, Tumblr o Twitter en busca de nuestras preferencias. Su potente software busca en nuestras prendas las pruebas de la marca que utilizamos, en el móvil el modelo que tenemos en nuestras manos y cualquier información posible. A partir de esos datos, que pueden ser vendidos, somos un blanco fácil para empresas comerciales que nos verán como clientes potenciales.

Venden queriendo vender

Algunas de las campañas publicitarias que se realizan en las redes sociales vienen sin el aviso de que lo son. Cada día son más los instagramers famosos o celebridades que cuelan productos en sus fotografías a cambio de unas tarifas que rondan los 300€, aunque aumentan en cantidad en muchos casos. Esta publicidad, que puede ir desde las prendas que visten al refresco que toman o el gimnasio al que van, genera un debate sobre la integridad de la persona.

Pero estos casos no se reducen a famosos, hay empresas como Popular Says, cuyo lema es Your photos are worth more tan you think, que a través de una aplicación de Iphone nos puede ofrecer dinero a cambio de fotos patrocinadas. Nos pide un tener más de 500 seguidores en Instagram y las instrucciones son bastante sencillas de seguir.

La mercantilización de las imágenes puede ser un pequeño negocio para muchos. Muy criticado en muchos aspectos y con cierta lógica para otros, al final todo es marca personal, es una tendencia que va en aumento y que nos hará dudar cada día más sobre la veracidad de lo que observamos en nuestras pantallas.