Inicio / Curiosidades / Las redes sociales están cambiando los cimientos de la moda

Las redes sociales están cambiando los cimientos de la moda

redes sociales y moda
A nadie le sorprende cuando se habla de la influencia que tienen las bloggers de moda gracias a las redes sociales como Instagram. Ahora mismo una persona joven puede acumular millones de seguidores y poner la imagen de una compañía de patas arriba en cuestión de minutos.

Las nuevas influencers son las que marcan la ropa de moda, las tendencias, si se lleva ropa barata o un diseño más moderno o las tiendas de ropa que no pueden faltar en tus próximas visitas cuando salgas a renovar tu armario. Su poder es tal que muchos diseñadores están abandonando canales tradicionales de promoción como las semanas de la moda de Nueva York o Milán para centrarse en eventos más pequeños, personales y retransmitidos desde las redes sociales directamente a sus seguidores.

Algunos diseñadores abandonan la New York Fashion Week

¿Qué ha podido llevar a McQueen, Proenza Schouler y a Tom Ford a decidir no asistir a la semana de la moda de Nueva York?

Ya empezamos a ver algo extraño cuando Vera Wang, DKNY o Rebecca Minkoff se retiraron de la semana de la moda de Nueva York hace poco, pero ahora con la celebración de este acontecimiento en 2017 hemos comprobado que no es un hecho aislado, existe una nueva tendencia de diseñadores que se desmarcan de las pautas establecidas por la industria de la moda.

La clave de este desmarque la tiene la moda joven, las nuevas tendencias, las tiendas de ropa moderna y todo lo que se ha montado alrededor de los blogs de moda.

Las marcas se han dado cuenta que los eventos tradicionales en pasarela no atraen la atención de uno de los target más importantes: los millenials.

Sinceramente, ¿cuántas personas de 15 a 25 años suelen comprar revistas de moda o especiales de temporada? Yo recuerdo como mi madre compraba cada año los especiales de Hola y Vogue con cientos de páginas de diseños impactantes. Ahora la gente prefiere seguir cuentas de Instagram y recibir las nuevas tendencias de la moda en el teléfono móvil en forma de foto o directos en streaming.

Lo que está claro es que las redes sociales seguirán cambiando la industria de la moda guste o no. Porque una maisón puede ser todo lo prestigiosa que quiera, pero si no se adapta corren el riesgo de perder su cuota de negocio.